A pesar de los chorros de tinta que suelta nuestro gobierno, la principal preocupación actualmente es la crisis económica que estamos sufriendo.


Mientras que los políticos no paran de malgastar nuestro dinero para su disfrute personal, nosotros vemos cómo no paran de asfixiarnos con impuestos, cómo no paran de subir los precios, y sobre todo, cada vez son más los que ven su puesto de empleo en el aire, como una espada de Damocles sobre sus cabezas, eso si todavía lo conservas, pues cada día que pasa, son más los que se quedan en el Paro y las cifras para el año que viene no son esperanzadoras.

El gobierno se está mostrando bastante ineficaz para atajar la crisis en todos sus aspectos y a todos los niveles, basta con ver el INEM, un claro ejemplo de cómo el Estado es incapaz de gestionar bien ningún recurso, que al final se convierte en parte del problema.

Hace poco vi un reportaje de los planes que tenía el INEM para ayudar a los parados, y entre ellos se encontraban una serie de cursos de informática, de lenguajes de programación que hacía años que se dejaron de utilizar.

Cualquiera que haya sufrido la inoperancia del INEM, sabrá que ya no hay que esperar colas de horas, sino de días, por no hablar del trato tan poco exquisito que te suelen ofrecer los funcionarios. Ya que estás desesperado por un empleo, se encargan de que te sientas peor.

Para ponerle la guinda al pastel, el Gobierno ya nos ha dejado caer que el INEM podría entrar en déficit.

Una vez más la iniciativa privada nos demuestra que es más eficiente que la pública y portales de empleo como Infojobs.net ya realizan más contratos que el INEM. Es más, cada año encuentran empleo a más de un millón de personas y cada 30 segundos se publica una nueva oferta de empleo.

La información es poder, por eso Internet es el mejor lugar donde aprender y actualizar nuestros conocimientos por nuestra cuenta.

Tenemos Wikis como Wikilearning, donde encontraremos toda clase de material sobre educación a distancia, y por supuesto hay multitud de portales y blogs que nos ayudarán a encontrar empleo, no con ofertas, sino enseñándonos a redactar nuestro currículum y cómo afrontar una entrevista de trabajo.

Los oyentes que nos lleven años escuchándonos sabrán de sobra que llevamos muchísimo tiempo avisando de que venía el lobo, muchos nos llamaban alarmistas, pero no es que haya venido el lobo, ha venido él y el resto de la manada, así que por mucho que hayamos tomado precauciones, no nos queda más remedio que estrecharnos el cinturón, y aunque sigamos pudiendo consumir, tenemos que intentar ahorrar todo lo que podamos.

Por eso a la hora de llenar el carro de la compra, debemos echar un vistazo a los webs de los grandes supermercados, porque si comparamos precios de un mismo producto, nos podremos llevar sorpresas y ahorrarnos hasta un 40% a la hora de llenar la nevera.

Pero eso no es todo, si queremos comprar cualquier otra clase de producto, desde ropa, hasta videojuegos, tenemos comparadores de precios on-line realmente alucinantes como Twenga o Kelkoo.

Algún día os contaré por qué en algunos productos como ordenadores y televisores puedes encontrar más de 300 euros de diferencia entre una tienda u otra.

Pero eso no es todo, muchos tenemos los armarios llenos de trastos que ya no utilizamos o que podemos deshacernos de ellos y sacarnos una buena cantidad por ellos.

Si nos damos una vuelta por Ebay, nos daremos cuenta de que la cantidad de productos en oferta ha aumentado considerablemente, y que ahora es la mejor época para conseguir verdaderos chollos, donde ambas partes siempre salen ganando.

Si las subastas no te convencen, ahora están proliferando muchísimo las webs de trueque, donde veremos personas que se quieren desprender de su coche porque es un verdadero agujero negro en su economía, o personas que cambian un chalet en las afueras por un piso en el centro.

Pero hay de todo, clases de inglés a cambio de clases de cocina, y por supuesto los clásicos webs donde podremos compartir nuestro coche para desplazarnos al trabajo y compartir los gastos de la gasolina.

Tal y como está la situación, los webs de información económica son muy útiles, pues nos tienen completamente informados de cómo va la situación, y qué recursos tenemos a nuestra disposición para por ejemplo afrontar los pagos de impuestos, soluciones para hacer frente a nuestra hipoteca, o directamente, podremos usar distintos comparadores y calculadoras que nos ayudarán a tomar la decisión de cual es el mejor banco o caja para contratar el producto que necesitemos.

Por supuesto, también podemos usar Internet para ayudar a las ONG’s en su función social, por ejemplo Cáritas y la grandiosa labor que están realizando con los comedores sociales. En Internet encontraremos información de cómo podemos colaborar económicamente, y por qué no, echando un cable en persona.

Por supuesto en cope.es también os podéis descargar del podcast la sección de “Cómo sobrevivir a la crisis” en la Mañana de Federico Jiménez Losantos, una sección que ya se ha convertido en un imprescindible.

El caso es que este es un mensaje de ánimo, le tenemos que echar imaginación, tenemos que ser conscientes que en Internet podemos encontrar bastantes recursos que nos pueden ayudar a capear la crisis, que la información es poder, y por eso los que nos escuchan todos los días, son las personas mejor informadas.