Llega el verano y con él las temidas vacaciones, ese periodo de tiempo donde dejas de ir a trabajar y si te lo puedes permitir, te vas al mismo destino que han elegido otros cinco millones de personas, donde tienes que madrugar más que cuando trabajabas para conseguir un buen sitio donde intentar sobrevivir a la insolación.

Mientras estamos sufriendo en la playa no podemos despegarnos de nuestros teléfonos móviles y tablets, nuestro deber es subir fotos fingiendo caras de felicidad a nuestro Facebook y publicar fotos de paellas congeladas en nuestro Instagram.

Pero mucho ojo, la playa no es únicamente perniciosa para nosotros, nuestros gadgets sufren un grave peligro, y es que el calor es el mayor enemigo de cualquier equipo electrónico, si estamos a más de 35º simplemente no deberemos usarlos.

Otro gran enemigo es la arena, cualquier grano puede rallarnos la pantalla, y ya si nos quedamos dormidos encima es muy posible que los daños sean irreparables, por ello es muy recomendable ponerles fundas y protectores de pantalla. Seis euros nos pueden ahorrar 400.

Además de hordas de mosquitos, por las playas siempre pululan amigos de lo ajeno, así que lo mejor es tomar las medidas para que no te roben el móvil o el tablet, si no te lo puedes dejar en la habitación del hotel, activa siempre las medidas de seguridad, tanto el bloqueo de pantalla, como el pin de la sim.

Tanto iOS como Android disponen de un sistema de seguridad que si has perdido el móvil o te lo han robado te permiten saber en tiempo real dónde se encuentra con total precisión, te permite hacer sonar el móvil de forma remota, enviar mensajes o en caso de darlo por perdido, borrarlo remotamente.

Estas funciones son muy prácticas, pues si al presentar la denuncia le das los datos de acceso a la policía ellos podrán usar dichas funciones para recuperar el teléfono.

Si tu móvil no tiene estas funciones, guarda el código IMEI, si se lo das al operador junto la denuncia, bloquearán el teléfono y se convertirá en un caro pisapapeles.

No pierdas nunca fotos que son inolvidables, ten siempre activada la sincronización con Dropbox o Google Plus, de esa manera, si pierdes el móvil, no perderás los recuerdos que contiene.

Lo dicho, si no te queda más remedio que pasar por la agonía de las vacaciones, piensa antes en tus gadgets.

Publicado en: TheObjective.com