He aprovechado el tiempo libre para rediseñar mi blog y volvérmelo a traer a mis propio servidor.

Últimamente el servicio de Tumblr estaba dejando demasiado que desear; la verdad es que desde la irrupción de las redes sociales los blogs apenas tienen sentido, así que aquí publicaré mis viejos artículos y lo que no me quepa en 140 caracteres 😉