La palabra Linux se refiere al núcleo de un sistema operativo que está arrasando en el mundo de la informática, básicamente porque se basa en una filosofía de creación y distribución libre conocida como GNU, así que el sistema operativo deberíamos llamarlo GNU/Linux.

La palabra GNU la acuñó Richard Stallman, cuando en 1984 intentó desarrollar un sistema operativo libre pero con la misma funcionalidad de Unix.

Unix fue el primer sistema operativo Multitarea y multiusuario de la historia, fue creado por los empleados de los laboratorios Bell de AT&T, pero tiene una historia mucho más antigua, pues todo empezó por los años 60 con un sistema operativo llamado Multics, creado también por AT&T, el MIT y General Electrics, que fue diseñado para que se ejecutara en un ordenador principal o Mainframe. Básicamente el objetivo de este proyecto era mejorar los sistemas de seguridad informática de la época.

El sistema resultó ser un fracaso porque sólo podían operar dos usuarios a la vez y todo iba lentísimo, además de que salía bastante caro el mantenerlo.

Los laboratorios de AT&T se desvincularon del proyecto, menos uno de sus programadores, Ken Thompson siguió trabajando en el proyecto, reescribiendo el programa y con la ayuda de Dennis Ritchie, utilizando el lenguaje ensamblador consiguieron ejecutar el sistema en un ordenador DEC PDP7.

A este equipo se les unió Rudd Canaday y en los laboratorios de Bell empezaron a desarrollar el sistema de ficheros y el sistema operativo multitarea en sí. Después le añadieron un intérprete de comandos y así nació el Unics, el acrónimo de Uniplexed Information and Computing System. pues sólo daba servicio a dos usuarios. Así que Unics se ejecutaba en un sistema Multics castrado, así que jugando con la pronunciación lo bautizaron como Unix, que es el nombre que ha conservado hasta nuestros días.

La historia es mucho más larga pero así es como empezó esta revolución. Este sistema operativo podía ser adaptado a cualquier máquina, y por eso fue licenciado a distintas empresas como a SUN que sacó su versión de Unix llamada Solaris, Silicon Graphics que lanzó su Irix, Hewllet Packard lanzó UX e IBM AIX.

El problema es que UNIX es un sistema propietario y no podía llegar a todo el mundo si antes no pasabas por caja, así que en 1984 Richard Stallman anunció el proyecto GNU para intentar crear un sistema similar a Unix para que pudiera ser distribuido libremente.

Pero no fue hasta 1991 cuando Linus Torvalds un joven programador finlandés decidió proponer el kernel de Linux (el núcleo del sistema) y empezó a reunir y coordinar colaboradores para montar el sistema utilizando las herramientas GNU del proyecto de Stallman.

Al combinar ambos elementos formaron la base del sistema operativo basado en el Standar Posix que hoy conocemos como GNU/Linux o simplemente Linux.

Esas distribuciones del Kernel (la base del sistema) fueron compiladas y distribuidas con otra clase de software compatible, lo que hoy en día conocemos como “distribuciones de Linux”, habiendo una diferente como para cada necesidad, así que tenemos distribuciones destinadas al mundo científico, para el mundo académico, para el empresarial, para el hogar, etc… poniendo en serios apuros a Windows, el sistema dominante.

¿Es compatible?

Completamente, los ficheros que produzcamos en Linux ya sea de un procesador de textos, una hoja de cálculo o una aplicación de diseño los podremos abrir con Windows o un MAC.

A día de hoy Linux ha recibido el apoyo de la industria y ya hay drivers para casi todos los periféricos. Es cierto que algunos periféricos antiguos no son compatibles, pero los actuales funcionan casi todos.

Además nuestro ordenador Linux podrá utilizar cualquier red diseñada para Windows o Macintosh, por lo que además de navegar por Internet podremos compartir nuestros ficheros e impresoras.

Linux puede ser compilado para casi cualquier máquina, de hecho ya hay Linux para teléfonos móviles, consolas de videojuegos como la GP32, Xbox, la Nintendo DS y cualquier cacharro que tenga procesador.

¿Es más potente?

Sí, hay que tener en cuenta que cuando adquirimos una distribución de Linux, también obtenemos el código fuente, por lo que podemos recompilar el sistema operativo para que aproveche al milímetro la capacidad de nuestro sistema, de ahí que podamos utilizar Linux en máquinas obsoletas como Pentiums 2, que ya no se verán relegadas al fondo de un armario, sino que la podremos utilizar como un servidor de ficheros, o simplemente para navegar y realizar tareas ofimáticas, pues los módulos que no utilicemos los podremos desactivar para que no ocupen recursos del sistema.

¿Cuales son las distribuciones más famosas?

Hay cientos de distribuciones, quizás las más famosas y las más utilizadas son la Fedora y la Suse, aunque los usuarios más avanzados prefieren utilizar la Debian y Mandrake (ahora rebautizada como Mandriva).

En España algunas comunidades autónomas están sacado sus propias distribuciones como Guadalinex de la Junta de Andalucía o Linex de Extremadura y también hay algunas de producción nacional como la Esware.

¿Cuánto cuesta?

Casi todas las distribuciones para usuarios normales, puedes conseguirlas gratis y descargarlas a través de Internet, aunque si no quieres estar varios días descargando, en algunas tiendas de informática puedes comprarlas en CD/DVD con sus correspondientes manuales por unos 30 o 90 euros.

¿Es fácil de instalar?

Completamente, el sistema de instalación ha avanzado tanto, que no es necesario tener conocimientos para hacerlo. De hecho si tenemos instalado Windows podemos hacer que respete la instalación y que convivan los dos sistemas operativos a la vez.

De todas formas, siempre que se realiza una operación de esta clase, deberemos sacar copia de seguridad de nuestros datos como medida de seguridad.

Links de interés:

Distribuciones:

Esware
http://www.esware.com/

Fedora
http://fedora.redhat.com/

Suse
http://www.novell.com/es-es/linux/suse/

Mandriva
http://www.mandriva.com/

Debian
http://www.es.debian.org/

Guadalinex
http://www.guadalinex.org/

Linex
http://www.linex.org/

Comunidades e información Linux:

Hispalinux
http://www.hispalinux.es/

GNU España
http://es.gnu.org/

Bulma
http://bulma.net/

Barrapunto
http://www.barrapunto.com/

La semana pasada nos dejamos algunas cuestiones muy importantes en el tintero y esta semana vamos a terminarlas.

¿Es Linux más seguro que Windows?

Hay muchos mitos sobre este tema. Linux no es ni más seguro ni menos seguro. Hay que tener en cuenta que Windows es el sistema operativo más utilizado y por eso los hackers usan todos sus esfuerzos para asaltarlo. En cuanto Linux ha alcanzado una cuota importante del mercado, también está siendo atacado por los hackers, y cada día aparecen bastantes agujeros de seguridad, con la única diferencia de que estos no son tan publicitados como los de Windows. El día que el Mac Os X de Apple alcance una cuota importante del mercado, pasará lo mismo.

¿Qué programas hay?

Hay toda clase de programas para Linux, tenemos bastantes suites ofimáticas como Star Office, Open Office, Gnome office, KOffice, programas de mensajería instantánea compatibles con Yahoo, ICQ y MSN, navegadores, programas de correo, herramientas de programación, etc…

Si somos adictos al Photoshop, pues tenemos maravillas como Gimp.

Si somos usuarios habituales de una aplicación en Windows, solamente tendremos que buscar su semejante en Linux, aunque dado la potencia y estabilidad de este sistema operativo, es muy probable que en un futuro las grandes casas de Software lancen sus programas para este sistema operativo.

De hecho tanto Adobe como Macromedia ya han dado los primeros pasos.

¿Hay juegos para Linux?

Cada día hay más juegos para Linux como Simcity 3000, Civilization, Quake 3, Tribes 2, Starcraft, y así un largo etc… No llegan a la cantidad de los juegos de Windows, pero menos da una piedra.

¿Por qué debo usar Linux?

No se debe cambiar a Linux porque sea la moda, y hacerte el guay delante de tus amigos, sino porque realmente lo necesites.

Esto quiere decir que si estás contento con tu Windows y tienes dinero para las futuras actualizaciones tanto de software como de hardware, no necesitas cambiarte a Linux.

Si estás harto de que cada vez que Windows saca un nuevo sistema operativo tu ordenador va lento porque necesites más potencia, o no quieres jubilar tu viejo ordenador, sabes que con Linux podrás utilizar tu ordenador sin problemas mucho más tiempo.

También por motivos económicos, con Linux puedes disponer de un sistema operativo, una completa suite ofimática, navegador de Internet, lector de correo electrónico y toda clase de aplicaciones… por cero euros, y además todo con una estabilidad impresionante, la famosa pantalla azul de la muerte no existe en Linux.

Así que si compramos un ordenador de 500 euros y le montamos un Linux, no tendremos que gastar nada más.

En cuanto aplicaciones empresariales, profesionales y científicas, tiene posibilidades ilimitadas, pues con Linux podremos montar granjas de servidores pudiendo utilizar la tecnología GRID, es decir podemos unir todos los procesadores y memoria que necesitemos. De hecho Pixar y muchas otras casas de efectos especiales se han migrado a Linux por lo barato que resulta producir en esta plataforma.

Es decir podremos tener una granja de 1000 servidores sin necesidad de tener que comprar una costosísima licencia de Windows por cada servidor (hay licencias multivolúmen pero aun así más caras).

Para el usuario de a pie, lo mejor es que te descargues una distribución, la pruebes y veas si este sistema es para ti, aunque nunca está de más adquirir más conocimientos y dominar todos los sistemas posibles. Porque el conocimiento no ocupa lugar… bueno sí, unos pocos gigas de tu disco duro.