Los que llevamos más de una década navegando por Internet aun recordamos con mucho cariño el primer navegador visual que hubo en el mercado. Este navegador era bastante rudimentario pero era el primero que permitía dar formato al texto y poner fotografías en una página web, eso sí, ni siquiera se podía cambiar el color del fondo, introducir tablas ni cargaba imágenes animadas. Este navegador se llamaba Mosaic, su creador fue Marc Andreessen cuando estudiaba en la NCSA (Centro Nacional para Aplicaciones de Supercomputación) de la Universidad de Illinois.

A los pocos meses (a finales de los 80), el navegador Mosaic prácticamente era utilizado por millones de usuarios de Internet puesto que se distribuía de forma completamente gratuita para todas las plataformas. Jim Clark enseguida vio el futuro de Internet y se puso en contacto con Andreessen por Email: “…puede ser que Ud no me conozca pero soy el creador de Silicon Graphics, he renunciado y estoy tratando de formar una nueva empresa… Le interesaría que nos reuniésemos para conversar?…” Este fue su primer contacto.

En Abril de 1994 fundaron una de las empresas que más influirían en el futuro desarrollo de Internet. Para bautizarla pensaron en varios nombres, entre los descartados estaba Mozilla, pero al final se quedaron con el nombre de Netscape.

Lanzaron el mejor navegador de Internet, distribuido de forma completamente gratuita; la empresa obtenía beneficios mediante la venta del navegador en formato CD con un completo manual de instrucciones y sobre todo con las aplicaciones para empresas con sus famosos y difundidos servidores de correo y mensajería. El día que la empresa salió a bolsa batió todos los records. Para que nos hagamos una idea una empresa de capital riesgo que invirtió 5 millones de dólares, su inversión se convirtió en 765 millones.

Bill Gates reconoció el gran error el no haberse dado cuenta del crecimiento de Internet y por eso deprisa y corriendo lanzó su navegador Internet Explorer que era una versión licenciada del Mosaic, es decir no habían innovado nada, sino que era prácticamente el viejo Mosaic, pero con un lavado de cara y con un intento de aportar código propietario para imponer su propio standard. Por aquella época Netscape era bastante superior, y aunque Internet Explorer empezó a venir instalado de serie en las nuevas versiones de Windows, era tan súmamente malo que los usuarios lo desinstalaban y seguían utilizando Netscape.

Microsoft sabiendo que tenía la guerra más que perdida dedicó una ingente cantidad de dinero y recursos de sus laboratorios de Investigación y Desarrollo para intentar conseguir el navegador que acabara con la hegemonía de Netscape. Empezaron a respetar los standards (aunque nunca de forma completa), implementaron sorprendentes tecnologías y lenguajes de programación comoActiveX, empezaron a admitir el HTML dinámicolas hojas de estilo en cascada, dando pie a un navegador muy parecido al actual, y para asentarlo perpetraron una nueva táctica que les ha llevado a diferentes juicios antimonopolios. Su nuevo navegador viene de serie en todas las instalaciones de su sistema operativo y es imposible desinstalarlo.

Empieza la guerra de los navegadores.

A partir de ese momento los usuarios de Internet se dividen, entre los usuarios de Netscape y los de Explorer, y los programadores también. Hubo una época donde los programadores hacían webs específicas para cada navegador. Por suerte la creación del WWW Consortium puso un poco de orden y evitó la creación de dos standards diferentes. Netscape siempre cumplió con los standars y Microsoft lo hizo a regañadientes, porque no quería renunciar a su código propietario… un verdadero quebradero de cabeza para los programadores.

Netscape seguía en la cresta de la ola, pero día a día la presión de Microsoft era insoportable debido a su práctica capacidad ilimitada en el campo del Marketing… y sucedió lo más previsible…la todopoderosa America On-Line (AOL) compró Netscape.

Aunque Netscape siguió siendo el líder tras la compra de AOL, empezó un lento pero imparable declive, al controlar AOL cada vez más el proceso de desarrollo del navegador según su obtusa visión del mercado, provocando que la mayor parte del equipo abandonara el barco. El golpe de gracia se lo dio Microsoft a golpe de chequera cuando firmó un multimillonario contrato con AOL (El mayor proveedor de Internet de EEUU en aquella época) para que dejara de utilizar Netscape en sus kits de acceso por el navegador de Microsoft.

Curiosamente a los pocos meses AOL cerró el grifo de la financiación a Netscape y lo dejó en un mero proveedor de contenidos. La empresa más pionera y envidiada de Internet se quedó prácticamente en la nada.

Con el paso de los meses Microsoft llegó casi al 95% de la cuota del mercado de los navegadores.

AOL fue consciente del gran error que había cometido, otorgando a Microsoft un poder casi ilimitado, creando un gigante imparable. Intentando subsanar el gran error y para mitigar sus sentimiento de culpabilidad, le quitó el polvo a lo poco que quedaba de Netscape y en Julio de 2003 creó la Fundación Mozilla (el nombre descartado por Jim Clarke y Marc Andreessen en un principio, pero ahora elegido en su honor). Esta fundación sin ánimo de lucro, está desarrollando la nueva generación de software y utilidades, potenciando toda la esencia del software libre.

Primero lanzaron su navegador estrella, el Mozilla, se podría decir que es la nueva versión de Netscape Navigator resurgido de sus cenizas, pero la verdadera revolución ha comenzado con Firefox.

Firefox ha sido diseñado principalmente por Blake Ross, un joven programador que con tan sólo 19 años de edad ha puesto a Microsoft contra la espada y la pared.

Este navegador es el más rápido del mercado (con permiso de Ópera), y ofrece unos niveles de seguridad y estabilidad nunca vistos. Es casi imposible que nos entre un virus, un troyano o que se ejecute código malicioso en nuestro ordenador. Permite navegar mediante pestañas (puedes abrir múltiples páginas desde la misma ventana, sin tener que abrir nuevas instancias del navegador), puedes utilizar temas y extensiones para cambiar la apariencia del navegador y sus funcionalidades de forma casi ilimitada. Tiene bloqueador de ventanas emergentes, y una nueva función sorprendente… los marcadores vivos. Con los marcadores vivos puedes añadir la información RSS de cualquier web a tu barra de favoritos, por lo que podrás ver los titulares de un foro o un blog en tiempo real sin tener que cargar las respectivas webs.

¿Estás harto de Internet Explorer, de sus fallos de seguridad, de su poca estabilidad, de los virus, los troyanos, de que te secuestren el navegador, de la falta de compatibilidad?. ¿Pues a qué esperas?, ya puedes ser parte de la revolución Firefox.

Lo tienes disponible para todas las plataformas, PC, MAC y Linux, traducido a 50 idiomas y lo mejor de todo: es gratuito y lo puedes descargar desde www.getfirefox.com

Software libre, en una Red libre. Microsoft sigue aturdida, Microsoft sigue perdiendo mercado.