A lo largo de los anteriores programas hemos ido comentando cómo las nuevas tecnologías y en especial Internet se han ido convirtiendo en algo cotidiano y cómo cada vez se introducen más en nuestras vidas.


Como esta tendencia es imparable, las nuevas tecnologías se están adueñando del control de nuestros hogares a través de la disciplina tecnológica denominada domótica, palabra que proviene del término latino “Domus” (casa en latín) y automática, es decir Casa Automática. Como definición práctica podríamos decir que es el uso simultáneo de la electricidad, la electrónica y la informática aplicadas a la gestión técnica de las viviendas.

La domótica sirve para elevar nuestra calidad de vida, automatizando cada rincón de nuestra casa, donde nosotros daremos la orden, ya sea desde la consola de administración (suelen ser ordenadores portátiles o tablets PC´s con pantalla táctil) aunque también puede utilizarse un módulo conectado al televisor con un teclado inalámbrico. También podremos controlar las funciones de nuestra casa por Internet o desde el teléfono móvil.

Aunque en un principio se utiliza principalmente en hogares esta tecnología también puede ser utilizada en entornos empresariales, pues las aplicaciones son prácticamente infinitas:

Gestión energética: Regulación de la temperatura en cada habitación, gestión de los consumos de cada electrodoméstico, etc…

Seguridad: Custodia y vigilancia frente a la instrusión, inundaciones, fuego, escape de gas. Por ejemplo si se declara un incendio en nuestra casa, el sistema automáticamente avisará a los bomberos y la policía y nos avisará a nuestro teléfono móvil o por Email, al igual que podemos instalar detectores de presencia y cámaras, por lo que podremos acceder a ellas desde cualquier ordenador de la casa, la televisión o si estamos fuera de ella, podremos verlas a través de Internet o utilizando nuestro teléfono móvil multimedia.

Confort: Cada elemento de la casa puede ser adaptado y automatizado, así que podemos hacer que las cortinas, persianas, y los toldos se suban o se bajen cuando queramos, o si programamos un determinado horario o con un sensor de luz o viento.

Si nos vamos de vacaciones podremos programar el riego automático, que las luces se enciendan y se apaguen para simular presencia, etc…

En nuestra cocina domótica todos los electrodomésticos estarán conectados entre sí y tendrán pantallas planas táctiles y estarán conectados a Internet.

Por ejemplo cuando vayamos a cocinar, tendremos un recetario en pantalla.

Pulsaremos la pantalla de la nevera y veremos un inventario de todo lo que tenemos dentro y por supuesto cuando lo utilicemos automáticamente será quitado de la lista y cuando nos quedemos con la nevera vacía, automáticamente nos hará el pedido.

Pero esto no es todo, podremos navegar por Internet, ver la televisión, escuchar la radio, ver películas y en cualquier habitación de la casa.

Hasta hace poco tiempo, todo esto podría parecer de una película de ciencia ficción al estilo de “El Sexto día” o “Demolition Man”, pero esto ya es una realidad, y como siempre Internet es la que está haciendo que estas tecnologías sean accesibles para todos y avancen día a día.

Es evidente que una casa domótica nos proporcionará una gran calidad de vida, pero ahora imaginemos las utilidades que podría tener esta tecnología para las personas discapacitadas, que puede controlar todo su hogar, abrir y cerrar ventanas y puertas con tan sólo su voz.

————————–

Webs con más información:

http://www.domotica.net/

http://www.domointel.com/

http://www.casadomo.com/

http://www.casainteligente.com/

Webs de venta de productos domóticos:

http://www.domodesk.com/

http://www.domoticaviva.com/